© 2017 Todos los derechos reservados Mas People.

Please reload

Entradas recientes

El reconocimiento como herramienta de motivación

January 31, 2018

1/10
Please reload

Entradas destacadas

En México desde el año de 1970, la Capacitación y Adiestramiento es la obligación legal que tienen que cumplir todas la Empresas en todo México y la Secretaría de Trabajo y Previsión Social es la encargada de vigilar que se cumpla. Solo quedan legalmente relevados de esta obligación laboral las Empresas familiares, es decir, aquellos talleres familiares en los que trabajan exclusivamente, los cónyuges, sus ascendientes y pupilos.

La Capacitación, está totalmente regulada por el artículo 153 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por lo que les recomendamos que lo lean en todos sus incisos ya que el desconocimiento de la Ley no exime que la Empresa deba de cumplirla en toda su extensión.

 

 

Objetivo de la Capacitación y el Adiestramiento

Uno de los objetivos principales de la capacitación y adiestramiento es cubrir las vacantes que se presten en las empresas atendiendo a la capacidad del trabajador y dejar sin efecto el escalafón ciego que utilizaba muchas veces en perjuicio del obrero más capacitado y de la empresa.

 

La capacitación y el adiestramiento tienen por objeto:

1. Actualizar y perfeccionar los conocimientos y habilidades del trabajador e informarle y prepararlo en las nuevas técnicas.

2. Preparar al trabajador para ocupar una vacante o puesto de nueva creación, es decir un trabajo distinto al desempeñado por el trabajador, lo que abarca la capacitación.

3. Prevenir riesgos de trabajo.

4. Incrementar la productividad en sus dos aspectos: producir más cantidad y mejor calidad.

5. Mejorar las aptitudes del trabajador.

 

Estos objetivos tienen gran contenido de orden socio económico y tienden a preservar la salud e integridad física del trabajador y mejorar al propio tiempo sus niveles de vida.

 

Como la vigente legislación no establece la obligación del trabajador de capacitarse y adiestrase, siempre habrá en las empresas muchos trabajadores que no tomen estos cursos con los que se dará al traste con sus objetivos y finalidad.

Mientras no se realice previamente y en todos los niveles laborales una adecuada e inteligente labor de convencimiento, persuasión y distinciones, no se lograrán los resultados deseados, como no se han logrado hasta el presente.

 

Como conclusión la capacitación y el adiestramiento no deben verse como una prestación laboral más a cargo de los patrones la que puede ser negociada por     las    convenciones colectivas y dispensarse a cambio de aumentos de porcentajes en los salarios o en otras prestaciones en efectivo o en especie  a favor de los trabajadores.


A la fuerza, ni por decreto, es posible aprender ni superarse. Debemos comprender que aunque se establezcan los mejores y más brillantes planes de capacitación y adiestramiento, con los más depurados métodos y sistemas, si el trabajador no quiere adiestrarse, si no tiene conciencia de lo que eso significa, sino está motivado , nunca se capacitará ni se adiestrará y no se obtendrán los resultados perseguidos con la creación y mantenimiento de tan importante institución laboral.

Si tienes dudas recurre a los profesionales que te pueden orientar y enfocar en tus programas de capacitación y en Más People RRHH te podemos ayudar.

 

Fuente: Ley federal del Trabajo



 



 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Buscar por tags